Las herramientas TIC, son el conjunto de tecnologías desarrolladas actualmente que permiten una comunicación de la información más eficiente, las cuales han modificado la forma de acceder al conocimiento y a su vez, las relaciones humanas.

Sus siglas corresponden a Tecnologías de la Información y la Comunicación y hoy en día están jugando un papel clave en el desarrollo de nuevas políticas y proyectos educativos. El mundo actual no se concibe sin las nuevas tecnologías; por lo que el ámbito educativo no puede quedar al margen y debe incluirlas como un método de abordar las diferentes materias.

 

El uso de las TIC con la pandemia

Las TIC se han convertido en un instrumento esencial a la hora de ofrecer a los estudiantes una formación integral en todo momento que les permita desarrollar todas sus capacidades y habilidades digitales, enriqueciendo así el proceso de enseñanza-aprendizaje con metodologías dinámicas e innovadoras.

Durante la pandemia, ha habido momentos en los que nos resultaba imposible acudir a clase para poder trabajar con normalidad, por lo que se potenció el teletrabajo y las clases online. Ha sido en ese momento cuando las herramientas TIC han adquirido un papel mucho más importante en la educación. 

Poder seguir trabajando a distancia ha sido imprescindible para mantener el nivel académico del alumnado y, dentro de todo este caos, conservar un poco la normalidad. La instantaneidad de estas herramientas han permitido seguir trabajando al mismo ritmo, realizando clases virtuales, subiendo entregas en distintas plataformas educativas, e incluso realizando exámenes desde casa con quizzes.

 

 

¿Cuáles son las ventajas de las herramientas TIC?
  1. Las TIC ayudan a los alumnos a desarrollar nuevas capacidades y ser más creativos. Con las TIC se estimula el desarrollo de la imaginación, así como la iniciativa. Son una herramienta valiosa a la hora de elaborar trabajos, tanto a nivel de contenido como formal.
  2. Mejora el rendimiento académico de los alumnos ya que su experiencia de clase también mejora sustancialmente
  3. Se incrementa la motivación y los niveles de atención, contribuyendo a una mayor efectividad en el proceso de aprendizaje
  4. Aumenta la responsabilidad y la sensación de autonomía del alumno
  5. Los alumnos usan la Tablet como herramienta de trabajo en casa, lo cual da pie a incorporar nuevas metodologías de aprendizaje, educación online, aula invertida, etc…
  6. Aumenta el interés. Con recursos tan ricos y diferentes como pueden ser los vídeos, webs, gráficos y juegos, las materias más tradicionales resultan más interesantes. Los contenidos multimedia son una herramienta muy útil para acercar las distintas asignaturas al alumnado de una forma completa y entretenida.
  7. El trabajo colaborativo se ve claramente potenciado con las distintas herramientas digitales. Resulta más sencillo que nunca crear proyectos en equipo, cooperar y aprender unos de otros.
  8. Se favorece el diálogo cercano entre alumnos y profesores a través de distintos canales, de una forma más espontánea y menos formal.

Consejos clave para un correcto uso de las TIC en el aula

Las TIC para que realmente puedan tener un uso educativo deben ser bien utilizadas y sacarles el máximo rendimiento. Para ello, es fundamental que se utilicen como un medio y no como un fin. “Primero se debe pensar ‘qué’ se quiere enseñar y ‘cómo’ se quiere enseñar y, después, ‘con qué’ medio: si la pizarra digital, la tableta o cualquier otro medio tecnológico que se considere adecuado”, según explica Javier Arróspide, profesor de Tecnología en el Colegio Internacional SEK el Castillo.

Así mismo, el alumnado debe entender que es una herramienta de aprendizaje, no un juego, por lo que también trabajamos la responsabilidad y la gestión del tiempo. El alumnado debe controlar el tiempo que se conectan, ya sea al ordenador, a la tablet, al móvil o a cualquier otro dispositivo similar.

Recursos TIC que se pueden usar en el aula

Para poder implementar las TIC en el aula es necesario formarse y conocer las herramientas que nos brindan las nuevas tecnologías, así como definir las necesidades de los alumnos y los objetivos curriculares. Solo así será posible crear un entorno de aprendizaje flexible e implementar las estrategias y herramientas necesarias para que desarrollen todas sus capacidades. Algunos ejemplos de recursos TIC son los siguientes: 

Recursos visuales como videos, imágenes o documentos PDF que puedan servir com un más a más para el alumnado poder entender aún mejor el temario. 

LMS: se trata de herramientas educativas diseñadas para facilitar la interacción y organización del grupo clase. Google Classroom, Microsoft Teams o Moodle son algunas de las LMS más importantes en el sector de la educación. Permiten mantener el trabajo a distancia, realizar tareas, entregas, etc.

Plataformas para hacer videollamadas y mantener la “presencialidad” en clase. De este modo podremos mantener el contacto con el alumnado, mantener un contacto más estrecho, etc. 

Plataformas educativas como Additio permiten la gestión del trabajo en clase, la creación de distintos métodos de evaluación, así como la evaluación de estos y su posterior envío al alumnado. De este modo mantenemos el contacto con nuestro alumnado y éstos siguen disfrutando del seguimiento constante que pueden tener en clase, también en casa.