Manuel Jesús entiende la enseñanza y las nuevas tecnologías como una nueva manera de aprender y enseñar a sus alumnos. Director y profesor de Geografía e Historia nos explica en esta entrevista su experiencia con la flipped classroom, que es un glogster y mucho más. ¡Empezamos!

Muchos de tus artículos sobre Flipped Classroom han sido altamente compartidos en la comunidad y en las redes.¿Cómo describiría el papel del maestro en el modelo flipped classroom?

La clase al revés es una estrategia de aprendizaje que, entre otras cosas como la mayor personalización del aprendizaje o aprovechar al máximo el tiempo de clase para el aprendizaje activo y significativo del alumanado, provoca un cambio del rol de alumnos y docentes. El alumnado adquiere mayor protagonismo en el aula, investigando, decidiendo, explicando, difundiendo, criticando y creando y el profesor se convierte en guía de ese aprendizaje, orientando y aconsejando al alumnado.

“El docente, en definitiva, deja de ser el protagonista absoluto en el aula, acude a resolver problemas y dudas allí donde aparecen, deja de explicar a todos lo mismo para pasar a explicar sólo aquello que algún alumno o algún grupo de alumnos no entiende. Por otra parte, el docente pasa a ser también un diseñador de escenarios y esta labor creativa del docente no se limita a crear o editar vídeos más o menos motivadores, sino, sobre todo a diseñar actividades de aprendizaje con metodologías activas porque debe rellenar el tiempo que antes pasaba explicando con actividades que permitan al alumno desarrollar su autonomía.”

Nos podrías dar algún ejemplo de la metodología flipped classroom puesta en práctica en tu clase.

En el site de Google donde hemos trabajado durante estos tres años hay mucha información la cual puede ser vista aquí. De todas ellas destacaría tres:

En primer lugar la actividad del #temaxtuit, en la que el alumnado estudia los temas resumiendolo en tuits. Esta actividad es una demostración también de otra de las características del flipped classroom, como es la capacidad para integrar el aprendizaje informal, cada vez más potente e influyente, en el formal del aula y que el alumno pueda aprender en ella como lo hace fuera, acercando así la Escuela a la realidad que le rodea.

También destacaría la realización de debates, como hicimos con el tema del Sexenio democrático, donde cada grupo se convirtió en una tendencia política de esa época y debatimos sobre esas ideas para finalmente desarrollar una votación para decidir entre monarquía o república.

Finalmente, la utilización de la estrategia de aprendizaje cooperativa del puzzle o de los expertos en la que en cada grupo se reparte el trabajo de lo que cada miembro va a trabajar y cada miembro se hace EXPERTO en la parte del tema que va a prepararse. Cuando cada experto se prepare su tema y tenga su propio DOCUMENTO DE EXPERTO se reunirá con los expertos del mismo tema de los demás grupos y contrastará o comparará la información que tengan y crearán un DOCUMENTO DE SÍNTESIS compartido con cada experto y con el profesor. Después, los expertos vuelven a su grupo de referencia y explican su parte del tema y el grupo crea un DOCUMENTO DE GRUPO que se compartirá con el grupo y con el profesor. Una vez explicadas en el grupo las partes del tema por cada experto, se hace una presentación o un vídeo para explicar el tema completo al resto de la clase.

Y, en general, gran variedad de actividades pensadas para que el alumnado sea quien se responsabilice de su aprendizaje con la orientación del docente.

Hace poco estuviste en Aula Blog 2016, ¿Qué temáticas o feedback con otros compañeros destacarías del encuentro?

Llevo mucho tiempo participando en encuentros como los EABE (Encuentros Andaluces de Blog Educativos) en Andalucía, Aulablogs, Novadors, encuentros de docentes de ciencias sociales o los famosos “open” o encuentros abiertos y previos y son encuentros donde de manera distendida, en las aulas o fuera de ellas, tomando un café o un aperitivo, se aprende de experiencias de docentes de todo el país, se comparten ideas y se recargan las pilas hasta el siguiente. En AulaBlog16, como es lógico, ha pasado lo mismo, se han desarrollado talleres de creatividad, de papiroflexia, de impresión 3D, de m-learning, de stopmotion, de visual thinking o de experiencias (seguro que me olvido de alguno) y, por ello, destacaría la variedad de opciones, la variedad de posibilidades de cambiar metodologías y de acercarnos a una Escuela del siglo XXI donde deben predominar las metodologías activas y las emociones como ejes vertebradores del cambio educativo. Pero, además, destacaría la gran cantidad de docentes jóvenes, entusiastas e ilusionados por cambiar la Educación, la Escuela y el Aprendizaje. En definitiva, y haciendo un juego de palabras con el flipped, de darle la vuelta a la educación.

¿A qué retos crees que se enfrenta el docente del 2017?

“Se enfrenta a un reto muy complejo: enseñar para la incertidumbre.”

En una sociedad, que como afirma Zygmunt Bauman, es una sociedad líquida, donde todo cambia rápidamente y no hay nada seguro, es muy difícil enseñar. Por eso, y teniendo en cuenta que estamos también en una sociedad digital, los docentes deben enfrentarse al reto de dar al alumno herramientas de aprendizaje para toda la vida. Ya no es tan importante el conocimiento de conceptos y datos, lo digital lo ha sobrepasado, sino ser capaces de desenvolverse en un mundo cambiante, ser flexible, aprender y desaprender continuamente. En definitiva, ser competentes.

Por otra parte, la pérdida de seguridad y de principios fijos hace necesaria, más que nunca, una educación emocional. El alumno no aprende, como en la sociedad moderna e industrial, para tener un futuro mejor (nadie sabe cómo va a ser ese futuro) sino porque le emociona, le motiva lo que va a aprender. Todo lo demás será rutina y etapas que hay que pasar para llegar a lo que de verdad le interese.

Por lo tanto, el docente debe ser flexible, cercano al alumnado, estar más pendiente de desarrollar competencias que de enseñar contenidos y jugar un rol de orientador y guía más que de fuente de conocimiento.

En definitiva, y como he defendido en muchas ocasiones, el docente debe intentar desarrollar una Escuela que deje de ser un templo del saber y se convierta en un centro de I+D+i.

Tienes un canal de Youtube muy activo con contenidos de historia y sociales. ¿Crees que los recursos educativos cada vez van a migrar más sobre contenidos visuales en contraposición con los libros de texto?

Por supuesto. Alguien ha dicho que el vídeo será el libro del siglo XXI y estoy completamente de acuerdo.

Como he dicho antes, una sociedad digital y de cambios rápidos ha creado una cultura de aprendizaje visual donde los estímulos son constantes.

“En este mundo, el aprendizaje es ubicuo y permanente. Es decir, se aprende en cualquier sitio y en cualquier momento y el aprendizaje, básicamente, se desarrolla en la red. Cuando necesitamos saber algo vamos a Google… o a Youtube donde encontramos cualquier cosa, para lo bueno y para lo malo, que busquemos para aprender. Lógicamente, esto terminará por sustituir al libro de texto en formato tradicional y si no lo ha hecho ya es por importantes intereses económicos, no educativos.”

Aparte de vídeos, infográficos y podcasts también haces glogster. ¿Nos podrías explicar qué es un glogster y su aplicación en el aula?

Glogster es una herramienta que permite hacer pósters digitales añadiendo imágenes, vídeos y diferentes marcos y formatos. Es muy eficaz para desarrollar la competencia digital del alumnado, para ordenar la información de un trabajo o proyecto y para presentar y difundir esas tareas. Yo la utilizo en alguna ocasión junto con otras herramientas que permiten hacer murales o pósters digitales como Padlet, Smore o Muraly. Sólo tienen un inconveniente: necesitan una buena conectividad para poder realizarlos adecuadamente.

 

Descubre Additio App